Posted on

El ‘Mengao’ logró dar vuelta el marcador ante River Plate cuando el partido ya expiraba y se quedó con su segunda Copa Libertadores de su historia.

Tuvieron que pasar 38 años para que el gigante de Brasil volviera a consagrarse campeón de la Copa Libertadores por segunda vez en su historia, tras la obtenida el año 1981 cuando venció a Cobreloa en la final del certamen continental.

Claro que el ‘Mengao’ no fue ni la sombra de lo que mostró en semifinales ante Gremio de Porto Alegre, ya que la mayor parte del cotejo fue el elenco ‘Millonario’ el gran dominador de las acciones.

Fue así como tempranamente en el encuentro, el colombiano Rafael Santos Borré (13’) colocaba el 1-0 en favor del equipo de la banda sangre, momentos por los cuales el equipo brasileño no lograba hacer pie en los pastos del Estadio Monumental de Lima.

En la segunda fracción, el equipo dirigido por el “muñeco” Gallardo comenzó a presentar cansancio en su juego, principalmente en una de sus figuras, Ignacio Fernández, pilar en la campaña del millonario, que fue sustituido por Julián Álvarez para sorpresa del público.

A pesar de las modificaciones realizadas por Gallardo para aguantar el resultado, entre eso el ingreso del chileno Paulo Díaz, faltando dos minutos para el final ‘Gabigol’ colocó el empate transitorio para el ‘Mengao’ tras una gran habilitación del uruguayo De Arrascaeta.

Sin embargo, cuando los espectadores tanto en el estadio como a nivel mundial se preparaban para el alargue, un mal despeje de la defensa del equipo argentino permitieron que ‘Gabigol’ anotara su segundo gol del encuentro y pusiera el 2-1 definitivo para los dirigidos por el portugués Jorge Sesús.

Con esto, Flamengo se coronó campeón por segunda vez en su historia con un plantel que contó con estrellas como el portero Diego Alves, Rafinha, Filipe Luis, Gabriel Barbosa ‘Gabigol’, Bruno Henrique, el uruguayo De Arrascaeta y el experimentado e histórico Diego.