Los 5 prescindibles del equipo azul

Boris Zúñiga

El equipo azul ya empieza a delinear el plantel, para lo que deberá reducir en cantidad su numeroso equipo de profesionales.

El equipo azul ya empieza a delinear el plantel, para lo que deberá reducir en cantidad su numeroso equipo de profesionales, teniendo que descartar algunos jugadores, principalmente extranjeros, para así poder sumar alguna figura de nivel. La decisión no es fácil considerando las fuertes inversiones que se hicieron por algunos y que no han estado a la altura.

Así es y de acuerdo a lo que se especula en el ambiente ya suenan muchos jugadores que deben partir, a modo de resumen y por un análisis de rendimiento, los siguientes ocupan el “top five” de los que debieran abandonar la tienda azul.

El primero en esta lista es Luciano Civelli, primero que todo es una excelente persona, pero sus lesiones y el no acomodo a los estilos de juego terminaron condenándolo. Llegó con un cartel de puntero y con un pasado en Libertad de Paraguay, en donde se hizo conocido por su increíble despliegue por la banda izquierda, lo cual en el país nunca logró demostrar. Su cupo de extranjero lo termina por enterrar, considerando que ni siquiera es citado a la banca, en muchas ocasiones.

Segundo en esta lista es Juan Ignacio Sills, central que de a poco, cuando estuvo en condiciones fue ganándose un puesto, logrando un nivel aceptable, incluso con goles para los azules. Terminó convenciendo, hasta que su grave lesión de corte de ligamentos lo sacó del cuadro titular. Su recuperación ha ido de acuerdo a los tiempos, pero claramente en ese puesto hay exceso de jugadores, considerando incluso a canteranos que vienen empujando para asomar en el primer equipo.

Otro que si o si, que debe partir y claramente lo dejó expresado cuando jugó, fue Rodrigo Mora, jugador uruguayo proveniente de River Plate de Argentina, que solo dejó en la memoria de los hinchas un golazo de chilena, por Copa Libertadores. De ahí en más, poco y nada, su alto costo de compra y su bajo rendimiento, lo condenan definitivamente.

Con los anteriores tres jugadores, se liberarían cupos necesarios para potenciar a este equipo, que necesita si o si, la inyección de jugadores “calados” para subir el nivel.

El cuarto jugador que debe partir y principalmente por que tocó techo y en el último tiempo su aporte ha sido escaso, es Paulo Magalhaes. Jugador que apareció en las canchas nacionales como un jugador interesante, que desbordaba adecuadamente y que se destacaba por su despliegue físico inteligente. En la “U”, nunca logró tener el puesto ganado a cabalidad y fue suplente por mucho tiempo de Matías Rodríguez. Cuando logró tomar camiseta, fue uno más, no destacando, ni siquiera igualando a la mitad de lo realizado por el argentino.

El quinto jugador, y que claramente no ha realizado lo que se esperaba de él, es Enzo Gutiérrez, jugador de grandes campañas en equipos chicos, pero que en la “U” no logró  realizarlo. Las razones de este rendimiento es variado, se suman las múltiples lesiones y su desacomodo en posiciones que nunca había jugado. Gutiérrez era volante por izquierda en todos los equipos que jugó y no centro delantero o volante ofensivo por el centro, como lo hicieron jugar algunos técnicos. Después de su última lesión, nunca volvió a ser el mismo, pero su entrega siempre estuvo.

Los bonus point para esta lista de prescindibles en opinión personal la encabezaría Patricio Rubio, jugador que al parecer aún no se ha dado cuenta donde está jugando y que piensa que con solo hacer goles tiene asegurado un cupo en un equipo profesional. Por entrega para el equipo está al debe y si sigue con esas lagunas durante los partidos, poco le queda en el equipo, teniendo al frente a un técnico serio y que privilegie el juego de equipo, por sobre las individualidades y calidad técnica.

Otro que puede considerarse prescindible, si es que llega alguien de categoría en esa posición es Ramón Fernández, jugador que juega al límite del rendimiento de un jugador de equipo grande, que unas tardes sí y otras no, condición que de alguna manera no terminan de convencer. Su expulsión y castigo por seis fechas en el Superclásico, de alguna manera lo terminan de sepultar y puede ser considerado transferible.

De aquí a una semanas más y mundial de por medio, se sabrá la realidad de esto, con técnico nuevo e ideas claras del tipo de fútbol que quiere, se tomarán las decisiones, esperando para el equipo azul que estas sean las mejores, de manera de levantar el nivel mostrado en la última fase del torneo.

Next Post

A solo dos fechas del final

Jornada de definiciones ya que finalmente Juventus se tituló campeón tras un gran lucha disputada contra Roma. Sin embargo, la lucha del descenso y por la Europa League no ha dejado de estar caliente.

Suscribete ¡AHORA!