Los socios loínos iniciaron la ruta al cambio

Desde que las Sociedades Anónimas y Deportivas, se insertaron de manera obligatoria en el fútbol nacional, no han sido poco los clubes que han tenido que pasar por malas gestiones antes de poder adquirir cierta estabilidad. Lamentablemente en el caso de Cobreloa, por más cambios de dirigentes que ha habido, siempre son finalmente las mismas figuras las que siguen estando en la cabeza de la institución, manejando los hilos de esta principalmente motivados por egos personales y muy poco en base a un proyecto o ideales fieles a la historia de la institución. Es por eso, que desde hace poco más de un año, la parcialidad loína viene organizándose para cambiar el rumbo en el que hoy, 16 dirigentes tienen estancado al club.

Divididos en dos bandos, conocidos como “Pura Sangre” y “G8”, en base a las propias auto denominaciones que estos grupos se han dado, Cobreloa se encuentra dividido en el ámbito dirigencial. Estas divisiones han sido de un carácter tan irreconciliable que ningún proyecto o idea en el club, se ha podido desarrollar porque cada uno de estos grupos se encarga de boicotear los trabajos realizados por una u otra parte, potenciando poco y nada un trabajo en conjunto. Esto gatilló una pronta organización de la hinchada naranja, principalmente de quienes tienen derecho a voz y voto dentro de la institución como son los socios. Desde junio del 2013, a raíz del despido injustificado de Marco Antonio Figueroa como DT del primer equipo, es que nace la idea de fundar este organismo que lleva por nombre Movimiento por Cobreloa.

SolamenteFutbol.cl, conversó con Alejandra Ramos, una de las voceras que ha tenido el movimiento, para conocer de mejor manera que es lo que se está buscando generar con esta organización. En ese sentido nos indicó que “el principal objetivo es lograr que nuestra Dirigencia nos realice la tan ansiada Asamblea de Socios, esto no en la sede, como debe ser una asamblea a lo grande. Todos sabemos que en la sede no ingresan más de 12 personas a la sala de reuniones”. De todas maneras, la tarea no se acaba en lograr ese primer objetivo, sino que “el movimiento debe continuar como un ente auditor de la dirigencia, una especie de control de dirigente, creo que es sano que el socio este representado por un grupo de socios. Así sabrán los dirigente futuros que hay una entidad que los vigila para que trabajen en conjunto por Cobreloa no por la ambición de poder”.

En prácticamente un año que el movimiento lleva con vida, se han generado contactos con el presidente de Cobreloa, Mario Herrera, quién ha aceptado tener una reunión con los voceros y conocer sus propuestas e inquietudes. Bajo la misma lógica, al preguntar acerca de si el movimiento ve la posibilidad de levantar un candidato a futuro para la dirigencia naranja, Alejandra en su rol de vocera contesta con mesura y claridad. “Creo que es prematuro hablar de ese tema aún, ya que posiblemente con este movimiento salgan personas idóneas para ocupar un cargo dentro de la dirigencia. Sería espectacular que salieran esas 8 personas con una visión de ambición por ver a Cobreloa en lo más alto, no como es en este momento. Creo que el dirigente debe tener claro que su misión es realizar gestiones y no creerse Director Técnico o jugador, mezclar las cosas han hecho muy mal. Dime tú, ¿crees que es sano que han pasado 27 Directores Técnicos en 12 años? Ósea hablamos de 2,3 Dt por año, ¿es sano eso? No hemos visto a Cobreloa en la cima hace 11 años. Yo creo que si alguien ve estas estadísticas seriamos un chiste”.

Pocas veces se ha visto en el fútbol, un sentido de pertenencia e identidad tan fuerte como el que hoy se está intentando reflotar en Cobreloa, que por cierto se ha dado por perdido fuertemente en el constante ir y venir del negocio del deporte. Si bien el descontento responde a un tema deportivo, también lo hace en torno a la construcción histórica del club, de sus raíces y de sus cimientos. “Creo que el problema se resolverá cuando los dirigentes vean que el socio está molesto, está cansado de tanta estupidez, una guerra sin cuartel donde ellos se creen dueños de una Institución que se creó con fines de premiar al minero, donde estas tierras inhóspitas se trabaja. Pero también hacer recuerdo que este problema que existe en estos momentos, recae también en el socio. Ojala este articulo lo lean, los dirigentes, el cuerpo Técnico, los socios y el hincha. Solo espero ver a Cobreloa en lo más alto donde debemos estar, y tengo fe que esos jóvenes que han nacido desde la cantera, corre por su sangre esa naranja que se ha perdido”.

Finalmente y con el fin de seguir sumando argumentos al debate, Alejandra sube una petición a la plana directiva de Cobreloa en nombre del Movimiento por Cobreloa, “decirles a los dirigentes que remen para un mismo lado, no es sano ver que los dirigentes manejan el tema comunicacional a su antojo, realizando un montón de información falsa, absurda, todo para que un grupo quede bien y viceversa que el otro grupo quede mal”.

Next Post

Primera B: San Luis en racha

Se disputó la segunda fecha de la etapa zonal de la Primera B del fútbol local. Los quillotanos llevan dos partidos con victoria, secundados por Everton de Viña del Mar. Curicó Unido, Magallanes y Santiago Morning sumaron su primer triunfo. FOTO: Alexis Chávez / Prensa San Luis La fecha comenzó […]

Suscribete ¡AHORA!