MOVIDA ESPERA(nza)

Fin de semana lleno de fútbol, pero los Oro y Cielo sólo estaban pendientes del partido que se jugaría el viernes en el templo, la vuelta de la primera ronda de Copa Chile contra Cobresal, marcando el debut de local del técnico Javier Torrente y la posibilidad de ver en directo su planteamiento, que en esta ocasión tenía a Patricio Rubio como Capitán acompañado en su mayoría de jugadores jóvenes y con pocos minutos durante el año.

El partido, pesé al resultado, dejó impresiones positivas, mostró jugadores con buen fútbol y muchas ganas de aportar, como Alex Ibacache, lateral izquierdo que venía de ganar el Oro en los sudamericanos con la Selección sub 20, el portero Carlos Moreno que demostró que a pesar de su juventud y del error en la salida para el gol en contra, podría ser una opción más que valida para defender el arco Ruletero y Sebastián Pereyra que jugó de central, acompañando al patrón Suárez, quién se mostró sólido en el quite y además se daba el tiempo para acompañar en algunos ataques.

Fue un partido como los que estábamos acostumbrados a vivir en Sausalito en esta temporada, un Everton con personalidad pero poca contundencia, que intentó definir muchas veces frente al golero visitante, pero no fue hasta el minuto 80 que luego de un gran pase de Rubio, el ingresado en el segundo tiempo Pedro Sánchez conectó un tiro cruzado y a celebrar junto a Los del Cerro, hasta ahí un merecido gol y la posibilidad de que se volvería a ganar en Sausalito, pero casi terminando el partido, un error en la defensa al despejar un balón, una mala salida a cortar un centro del portero Moreno y Cobresal que anota el empate y con eso lleva la llave a la tanda de penales, donde finalmente logró pasar a la siguiente fase.

Everton con el resultado quedó fuera de Copa Chile, mantiene la racha de no poder ganar en Sausalito (ni de visita) desde Marzo (triunfo ante San Luis y Caracas) y futbolísticamente a pesar de la mejoría en su juego, aún se ve un equipo lento y con poca capacidad de definición frente al arco rival.

Por ahora, Torrente deberá esperar a que los jugadores profesionales lleguen de sus “merecidas” vacaciones, que, debido a la gran planificación del Club, no sabemos si del cuerpo técnico anterior o de la dirigencia, permitió que los jugadores volvieran a entrenar después de haber terminado esta fase de Copa Chile, de la cual quedamos ELIMINADOS y no haber esperado jugar la llave y luego permitirles salir, dándole así un poco más de compromiso y seriedad a la competición, además de haber dado señales de preocupación respecto a la situación futbolística y la crisis deportiva que nos tienen en puestos de descenso del Torneo Nacional, y ahora también eliminados de Copa Chile, si contamos que también fuimos eliminados de la Copa Sudamericana, sobrevivimos solamente a 1 torneo de los 3 en que participaríamos este 2018 y en ese que aún competimos, estamos últimos.

El momento actual del club, se podría definir como de transición deportiva, el equipo está en una mini pretemporada y se esperan las nuevas caras para comenzar a armar lo que sería el Everton del Profe Torrente con todos los titulares, a los que deberíamos sumar los refuerzos que llegaran con la presión de salvar la categoría, de ellos ya se confirmó la llegada de Álvaro Ramos, delantero proveniente de León de México y la del arquero Franco Torgnascioli que viene del Lorca de España, se espera la confirmación del tercer refuerzo por parte del Club y están a prueba dos jugadores Sub 20, provenientes de Atlético Mineiro y Figueirense de Brasil, producto de la Alianza generada entre Everton y sus clubes. Es decir, las cosas están movidas en la interna, la dirigencia se ha demorado en traer incorporaciones, no quieren (ni pueden) equivocarse, el Cuerpo Técnico ya se encuentra realizando trabajos para mejorar la condición física de un plantel que decae en los segundos tiempos, donde la presión por no poder ganar pesa mucho, la falta de gol se ha vuelto una característica y donde los errores defensivos o del arquero de turno nos han privado de alcanzar más puntos en el torneo o de acceder a las fases siguientes en las copas que disputamos.

Nosotros esperaremos ansiosos el 21 de julio para el inicio de la segunda rueda, e iremos con la misma ilusión de todo el semestre a Sausalito a ver a un Everton que por ahora está en proceso de cambios, buscando mejorar este terrible presente y que en base a las nuevas caras que han llegado (técnico, refuerzos y sub20) nos hace estar esperanzados en que se logrará el difícil objetivo de mantener la categoría.

Next Post

España sufrió para ganarle a Irán

Post Views: 6

Suscribete ¡AHORA!