El Mundial del futuro

Rodrigo Orellana

Ya es un hecho que habrá una revolución en muchos aspectos en lo que a realización de un mundial de fútbol se refiere a partir del año 2026. Pero, ¿es o no una buena idea un campeonato con 48 equipos?

¡48 equipos!! Si, así tal cual. Es la revolución que planteó la FIFA en un consejo que pasará a la historia, en donde de forma unánime las 6 confederaciones aceptaron pasar de 32 a 48 selecciones clasificadas al mundial del año 2026, aún sin una sede definida, aunque se especula que sería en Norteamérica, siendo cualquiera de sus 3 países un candidato idóneo para realizarlo, no dejando de lado la posibilidad de que 2 países puedan ser sedes.

Además, los cambios no solo vienen en el aumento de selecciones a disputar el certamen, habrá 16 grupos con 3 equipos cada uno, es decir, cada escuadra solo jugará 2 encuentros y los empates se eliminarán de la fase de grupos al definir este tipo de resultados mediante lanzamientos penales. Además, clasificarán los dos primeros, juntando 32 clasificados para una ronda de dieciseisavos. En donde no cambia la forma es en que los equipos que lleguen a la final disputarán 7 encuentros y la duración del torneo seguirá siendo de un mes aproximadamente. No sólo serán deportivas las novedades, hay que pensar en los millones de dólares que recibirá la entidad rectora del fútbol, desde dineros por derechos de televisión, hasta por publicidad, estimándose los nuevos ingresos en cerca de 6 billones de la divisa estadounidense. Impresionante.

En lo que respecta a la CONMEBOL, se amplió el cupo clasificatorio de 4 a 6, más la opción de otro mediante repesca. Esto sin duda abre la posibilidad a que algunas selecciones postergadas por años puedan volver a disputar una copa del mundo. Simulando un poco, de acuerdo a la actualidad, estarían clasificando Brasil, Uruguay, Ecuador, Chile, Argentina y Colombia y si nos ponemos positivos, el séptimo sería Paraguay quien ganase un hipotético repechaje. Pero, también da para que selecciones que han tenido grandes jugadores, pero sin lograr juntarlos en un gran equipo, pudiesen volver a un mundial. Es el caso de Perú, que desde España 82’ no logra clasificar a la ronda de grupos, perdiendo generaciones con jugadores importantes como Ronald Baroni, Flavio Maestri, “Ñol” Solano, el gran “Chorrillano” Palacios o los más recientes como Claudio Pizarro, Rubén Farfán o Paolo Guerrero. ¿Por qué no dejar que Venezuela sueñe con asistir a futuro a un mundial? Ya jugadores como Juan Arango o Salomón Rondón tienen merecimientos para estar, pero sus compatriotas no han estado a la altura de lo requerido. El tiempo dirá.

Hay un caso excepcional también, que podemos encontrar en África y me refiero a Egipto. El cuadro del norte africano es una potencia continental y ha ganado 7 Copas Africanas de Naciones, pero solamente logró clasificar a un mundial en dos ocasiones, ambas en Italia (1934 y 1990). Es una oportunidad que los árabes no pueden dejar pasar. Cómo olvidar a un tremendo goleador del Milán, el liberiano George Weah, que siendo uno de los mejores delanteros del mundo en la década de los 90’s, nunca pudo guiar a su débil selección a una copa.

Así podríamos ver sorpresas en Europa, como Albania o Islandia, creer que Mkhitaryan pudiese liderar a Armenia a una histórica clasificación, o a un poderoso de antaño como Hungría. En Centroamérica tal vez ahora no le roben descaradamente a Panamá y logre su sueño mundial, Trinidad y Tobago o Guatemala. Por Asia quizá volver a ver a los Emiratos Árabes Unidos tal como en 1990, o Arabia Saudita, Corea del Norte o Bahrein, ¿por qué no? Y de Oceanía por lo menos ya casi asegura su participación Nueva Zelanda, pues Oceanía ganó un cupo directo sin repesca. A menos que Tahiti, Samoa o algún otro grande del continente diga lo contrario. Por ahora, faltando todavía 9 años, disfrutemos de Rusia y Qatar con las condiciones que ya conocemos y si llegamos vivos al 2026, acomodémonos en un sillón y veamos qué nos depara el destino… Y esta “Señora FIFA”.

Next Post

Barcelona sigue en carrera en la Copa del Rey

Por los octavos de final, se enfrentaban Barcelona y Athletic Bilbao, los dos clubes con más títulos de Copa del Rey. En la ida, el Athletic se llevó la victoria por 2 a 1 ante los catalanes. La diferencia no bastó ya que Barcelona en la revancha venció al cuadro […]

Suscribete ¡AHORA!