Canario iluminado, lamparita apagada

Ya está todo definido en el fútbol profesional chileno. Hubo equipos iluminados que siempre lideraron, otros que tuvieron destellos y aprovecharon sus oportunidades, algunos que se les prendió la ampolleta y alzaron denuncias para tratar de salvarse por la vía administrativa (Ñublense es el nuevo “Sapo de Provincia”), y lamentablemente hubo uno para el que la luz no alcanzo, apagando su lamparita.

Después de un muy largo campeonato, San Luis de Quillota pudo por fin asegurar el único cupo disponible para el ascenso a la división de honor del fútbol chileno. Los canarios supieron resolver el último escollo para alzarse como campeones de la Primera B ante el equipo que luchaba por algo no menos importante, salvarse de caer al abismo de la Segunda División. En el Lucio Fariña los locales recibieron a Lota Schwager y lo derrotaron por un gol a cero en un partido lleno de emociones.

Eran las 18 hrs. del sábado 02 de mayo y saltaron a la cancha quillotanos y lotinos, que sólo dejaron pasar 13 minutos para ceder en la defensa de sus intereses para que Rafael Viotti marcara el gol de la gloria para uno y del fracaso para el otro. Pese a la importancia de lo que había en juego, los sureños no tuvieron más de dos aproximaciones de real peligro en el arco del siempre seguro Fernando de Paul. Los justos campeones mantuvieron el control del partido gracias a Marco Estrada, que supo liderar al equipo con su experiencia y buen juego desde su regreso al país.

La luz que alumbra hoy a toda una ciudad que vuelve luego de cinco años al primer plano del fútbol nacional, se contrasta con la oscuridad de Lota, que nuevamente decepciona y cierra un campeonato en el fondo de la tabla, y aunque aún no se ha definido todo, pues puede volver a salvarse por la vía administrativa (Igual que en el torneo pasado), es por lejos el cuadro que mostró menos fútbol y menos merecimientos para mantener la categoría.

A partir del torneo de Apertura 2015-2016, los quillotanos podrán codearse con la elite del fútbol chileno. Jugarán en el Campeonódromo, en El Salvador, en Arica y en Antofagasta (También en otros, pero de menos nivel). Chillán y Calama quedarán fuera del recorrido por un tiempo al menos.