Posted on

Días difíciles, pero de muchísima reflexión se han vivido en el país.

Probablemente este sea el peor lugar para publicar una columna sobre lo que ha pasado estos días, teniendo incluso un blog para escribir mis insólitas palabras de vez en cuando. Pero hubo algo que vi hoy que me indignó bastante. ¿Notas en donde hablan de la buena labor de carabineros? ¿En serio?

Empecemos con la última actualización del Instituto Nacional de Derechos Humanos: 997 personas heridas en hospitales, 414 por armas. 3.162 detenidas y 80 acciones judiciales. Se descubrió incluso que en una estación hubo torturas (confirmadas, desmentidas y luego vueltas a confirmar) y más encima, la guinda del pastel, gente crucificada incluyendo a un menor de edad.

El día viernes teníamos a un Matías del Río en TVN preocupado por el Metro, los policias y todo menos en la brutal represión que ya estaba ocurriendo sumado al ya declarado Estado de Emergencia. Llegó el ejercito a la calle por primera vez en una situación similar desde la dictadura, y empezaría el primer día de toque de queda.

Día 21 de octubre: Comienza una transmisión de MEGA desde un terminal del Transantiago y aparece la historia de un conductor llamado Alfonso Ortiz “Soy trabajador, tengo dos cáncer, uso pañales para trabajar. Y mi pregunta es la siguiente: quiero saber si Sebastián Piñera está actuando como presidente o como empresario” y nada hacía presagiar que el periodista (quien se ganó reto de hasta su polola como se supo después) preguntaría “Entiendo su pregunta, yo le pregunto cómo está usted: ¿Preparado para el servicio, porque será una semana compleja o no?”. Esto solo comienza.

Se dedicaron a mostrar los incendios y los saqueos como enfermos, en donde hablaban de los delincuentes que morían calcinados y vandalizando todo lo ocurrido. Todo esto siguió ocurriendo incluso hasta el día jueves, en donde ya no podían seguir ocultando que habían visto a los mismos militares y carabineros. De hecho ya la prensa escrita empezó a hacer mella de esa información que era inevitable.

¿Para qué hablar del peor medio que cubrió la situación? Mejor si porque muchos se sorprenderán… Radio Biobío. El mal más necesario de Concepción se dedicó a darle cobertura completa a destrozos INCLUSO EN ZONAS DONDE NO OCURRÍA NADA, cosa que yo mismo pude constatar en vivo. En todo caso no le pidamos mucho a gente que no conoce las leyes laborales.

Me explayaría un poco más de lo sabido pero ahora resulta que la Federación de Trabajadores de Canales de la Televisión denunció en una carta que el Gobierno mandó a llamar a los dueños de los canales para revisar las líneas editoriales con respecto a la situación del páis; lo cual es una descarada censura en el país que se jacta de ser el con mayor libertad de prensa de Latinoamérica.

La prensa no hará ningún mea culpa, ningún periodista saldrá pidiendo disculpas y después de que pase todo los mismos seguirán burlándose de la gente tal como lo han hecho con las muertes. Porque no olvidaremos que denostaron como delincuente a una persona con Alzheimer que murió quemada, asi como se dedicaron a mal informar y reirse por interno.

Como reportero de este medio desde hace 8 años, me desmarco completamente de esa prensa. Mejor sigamos hablando de fútbol y dejemos la calle a los que si dan la vida en las marchas.