Con el alma en un hilo

Es difícil hablar sobre el presente de la Selección Argentina. Créame que lo es, porque lo habitual sería decir que al albiceleste va por su re-revancha, que en esta Copa Centenario irá por el desquite definitivo que borrará de alguna manera los bochornos vividos en el Mundial de Brasil y en la Copa América de Chile. Lo obvio sería partir diciendo que Messi+10 van por todo y nada los detendrá hasta que se consagren campeones de la copa que se juega solo una vez en la vida. Bueno, la realidad es otra, vamos paso a paso.

Si partimos por lo más suave, en Argentina se está orquestando desde la prensa interesada un cambio en la banca que hoy ostenta el Tata Martino. “La bandita de Niembro”, por darle un nombre coloquial a los comprometidos funcionarios de FOX SPORTS que mantienen el legado del defenestrado comentarista, ya comenzaron con la campaña para que el “Cholo” Simeone deje Madrid para pasar las penas coperas con una nueva aventura laboral en Ezeiza. Suceda esto o no, lo único claro es que si Lionel Messi no levanta la copa en Nueva York el 26 de junio, será el fin de la era del ex técnico del Barcelona en Argentina.

Pero no termina ahí, dijimos que Messi debía levantar la copa, ¡pero aún no hay seguridad de que participará en el torneo! Una falta a mansalva muy parecida a la que marginó a Neymar de la Copa del Mundo, tiene entre algodones al rosarino que, para complicar más la situación, en estas horas debe viajar a España para declarar por los cargos que se le imputan por la evasión tributaria que su padre habría ejecutado a sus espaldas… mmm, sí, a sus espaldas.

Dirigencialmente no lo hacen mucho mejor, y si bien en Chile no tenemos autoridad moral para mirar la paja en ojo ajeno, comentemos… Además de la fiera disputa por el sillón de la AFA en que se pelean los que quieren continuar el legado de las administraciones de siempre  contra el poder empresarial y mediático de Marcelo Tinelli, en esta jornada el secretario administrativo del ente rector del fútbol argentino (Más conceptos como este en cursileríasdelfútbol.com) señaló en medios trasandinos que el Comité de AFA evaluará la situación tras la decisión de la Inspección General de Justicia de intervenirlos. Además de la sanción que impondrá la FIFA por su particular desinterés por las auditorías (Raro), se definirá si hacen regresar desde Estados Unidos a la selección mayor y suspenden todas las actividades coordinadas en el fútbol profesional argentino (La disputa por el ascenso y la participación de Boca en la Copa Libertadores), lo que de concretarse traerá otra sanción de los amigos de Sergio Jadue en Zurich por abandonar la competencia: cinco millones de dólares y la prohibición de competir en las próximas dos ediciones del torneo continental.

Con todo esto, podríamos seguir con las dificultades que tuvo la selección en San Juan para derrotar a Honduras en su despedida de Argentina antes de viajar a Norteamérica, de las lesiones de Lucas Biglia y Eric Lamela, los que se sometieron a exámenes en las últimas horas. Los resultados de dichos exámenes derivaron en el descarte del volante de la Lazio, que será reemplazado por el mediocampista de Tigres, Guido Pizarro. Pero si bien están dichas dificultades, con un costo no menor allende los Andes, hay cosas más importantes que solo se resolverán con tiempo, tiempo que tampoco tienen.