La cuarta fue la vencida: Liverpool es Campeón Mundial

Fiel a su estilo, Los Reds vencieron a Flamengo con un fulminante contragolpe y en tiempo extra. Un 1-0 en una final del Mundial de Clubes que tuvo un trámite parejo, pero donde Jürgen Klopp acabó celebrando un esquivo titulo para los ingleses.

La expectativa era alta y como toda gran final se vivió con los nervios que significa el convertirse en Campeón Mundial de Clubes. El vigente monarca de la Champions League empezó mejor el partido y antes de los cinco minutos ya se había propiciado tres oportunidades. La chance más clara estuvo en los pies de Roberto Firmino que tras un gran pase a la espalda de los centrales de Flamengo elevó su remate.

Al campeón de la Copa Libertadores le costó afirmarse en el encuentro en especial en el inicio de cada tiempo, pero una vez que se hizo del control del balón pudo mostrar más que los europeos pero sin mucha profundidad. A lo largo de los 90 minutos sólo genero tres jugadas de peligro, siendo la más clara un remate de Gabriel Barbosa casi a la entrada del área.

Liverpool pese a que el control de balón pasó más por Flamengo no se vio incómodo en ese rol, más bien lo uso a su favor debido al gran poder ofensivo y lo letal de sus contragolpes.

La segunda parte no tuvo muchas llegadas de peligro en los arcos a excepción del remate al palo de Firmino al comienzo del tiempo de complemento, donde tras una habilitación desde larga distancia que bajo con su calidad habitual y un sombrerito para sacarse su marca, se mandó un gran remate que caprichosamente buscó el palo y cruzó luego todo el arco pero sin encontrar el gol.

El duelo pudo resolverse en el último minuto del tiempo reglamentario debido a que el árbitro qatarí Abdulrahman Al Jassim cobró con la pena máxima una falta de Rafinha sobre Sadio Mané, cuando este último disparaba desviado sólo frente al arco defendido por Alves.

Sin embargo, el VAR decidió revisar la jugada y luego de casi un minuto de revisión el juez fue al monitor a chequear si el brasileño había golpeado o no al atacante de Liverpool. Finalmente y luego de un análisis cuadro a cuadro el cobro fue revertido y retirada también la tarjeta amarilla que se le había mostrado al defensa sudamericano.

Ya en tiempo extra, el monarca de la Liga de Campeones de Europa tuvo su premio y Roberto Firmino su revancha por las oportunidades desperdiciadas en cada tiempo. En esta oportunidad, su majestad el contragolpe fue el camino para que los de Klopp llegaran al gol. Henderson tocó para Salah este devolvió a Henderson que con un pase largo y preciso dejó a Mané corriendo sólo hacia el arco del Flamengo, se sacó a su marcador y habilitó a Firmino que entraba a su espalda, este controló, enganchó haciendo pasar a su marcador y al portero, y de media vuelta liquidó la final, desatando la locura de la parcialidad inglesa.

Un merecido triunfo para coronar un gran año del Liverpool que rompe un maleficio que le había impedido coronarse en esta competición en las tres finales previas que disputó en 1981, 1984 y 2005. Una conquista que refrenda el título de la Champions y la ventaja de 10 puntos que lleva en la Premier League, donde ninguno de sus perseguidores pudo aprovechar esta fecha para acercarse.

FICHA TECNICA

Liverpool (1):.Alisson, Robertson, Van Djik, Gomez, Alexander-Arnold, Keita, Henderson, Oxlade-Chamberlain, Mané, Firmino, Salah.  DT: Jürgen Klop.

Flamengo (0): DT: Alves, Luis, Mari, Caio, Rafinha, William Arao, Gerson, De Arrascaeta, Ribeiro, Bruno Henrique, Gariel. DT: Jorge Jesús

Goles: 1-0, Roberto Firmino – min. 99

Árbitro: Abdulrahman Al Jassim