Posted on

Este 22 de junio se cumplen 31 años de una de las jugadas más polémicas del fútbol mundial, la famosa “Mano de Dios”, en la que Diego Armando Maradona aprovechó una viveza para marcar un gol recordado hasta el día de hoy.

Corría el minuto 05:27 de un partido con mucho morbo, nada que ver con la alegría del fútbol, de hecho todo lo contrario. Argentinos e ingleses aun tenían frescos los recuerdos de una dolorosa guerra, sobre todo los trasandinos, que buscaban a través de este partido una sensación de revancha.

Pues bien, la historia es conocida por todos, Argentina se impuso por 2-1 a Inglaterra, con el gol más fantástico que se haya anotado en un mundial y todo eso. Sin embargo, hubo otra jugada que pasó a la historia y la cual todavía se discute por lo polémica que fue: La famosa “Mano de Dios”.

El escenario era el estadio Azteca, en la ciudad de México, testigo presencial de un encuentro inolvidable, en el que Diego Armando Maradona sería protagonista exclusivo. Tal como se menciona antes, en el minuto 5 del primer tiempo el 10 trasandino tomó la pelota en tres cuartos de cancha y se abre paso entre los defensores ingleses, a la entrada del área intenta combinar con Jorge Valdano, pero el pase es interceptado por Steve Hodge, lo que sin embargo favoreció al “Pelusa”, ya que el rechazo cayó como centro al arco rival y ante la salida de Peter Shilton, Maradona cabecea sobre la humanidad del golero. Golazo por donde se le mire.

Pero los ingleses corrieron inmediatamente hacia el colegiado tunecino Alí Bennaceur, reclamaban una mano del argentino al momento de cabecear, lo que fue desestimado por el árbitro. Luego las cámaras de televisión darían a conocer la verdad, pues se veía claramente que Maradona al saltar golpeó con su puño la pelota, por sobre Shilton, varios centímetros más alto que él, lo que ensució para siempre la jugada y desató una de las discusiones más grandes del fútbol, sobre si lo que hizo fue una viveza del momento o una vil trampa.

Al ser entrevistado tras el juego de cuartos de final, Maradona, dijo que fue la mano de Dios quien lo ayudó a marcar el 1-0. Posteriormente diría en su biografía que si había hecho el gol con la mano y que fue lo mejor en ese momento, ya que fue como “robarle la billetera a los ingleses” en palabras del mismo crack.

¿Estuvo bien, estuvo mal? Hasta el día de hoy nadie se pone de acuerdo al respecto. Lo único claro es que esta jugada traspasó épocas, siendo un tesoro de los argentinos, en un tiempo difícil como país, en donde hasta una famosa canción nació al alero del 10 y su “Mano de D10S”. Ya cumple 31 años y se seguirá hablando de ella seguramente por muchos años más.