Posted on

México será el próximo rival de la “Canarinha”.

Otro equipo sudamericano se sumó a los octavos de final. El “Sratch” derrotó a Serbia por 2-0, en un partido que en algún momento los tuvo complicados. A pesar de la presión del cuadro europeo, Brasil echó mano a su jerarquía y buen juego. Una mala para los brasileños fue la lesión tempranera de Marcelo, la cual preocupa.

En los primeros minutos, Serbia salió a presionar muy arriba a los sudamericanos, pero sin verdadero peligro. Con poco, Brasil pudo hacer más que los europeos. Pasada la media hora de partido, luego de una tremenda habilitación de Phillippe Coutinho, fue Paulinho quien abrió el marcador en el encuentro (35’). Con 1-0 a favor de Brasil, terminó el primer tiempo.

Serbia salió con todo en el complemento, llegó con claro peligro al arco de Alisson Becker pero el balón no entró. Brasil, muy complicado ante la presión del rival, volvió a anotar. Luego de un centro de Neymar desde la esquina, Thiago Silva marcó el segundo de la “Canarinha” (68’). Con ese tanto, los dirigidos por Tite se soltaron más en el terreno de juego y comenzaron a hacer su “jogo bonito”.

Resultado final de 2-0 a favor de Brasil, logrando de esta forma clasificar a octavos de final en el primer lugar del Grupo E. El próximo rival de la “Verdeamarelha” será México, el día lunes 2 de julio a las 10:00 horas de Chile.