Posted on

El torneo que se disputó en Colombia estuvo marcado por los riesgos que eran latentes en ese país debido a la presencia de las FARC y su pelea con el Estado colombiano. De hecho, Argentina y Canadá, consideradas para jugar el campeonato, se abstuvieron de asistir por el riesgo de secuestros. Se los reemplazó con Honduras y Costa Rica.

Chile, dirigido por Pedro García, se ubicó en el grupo A, junto al anfitrión, Ecuador y Venezuela. Estos equipos se midieron en el Estadio Metropolitano Roberto Meléndez de Barranquilla. El 11 de julio “la Roja” derrotó 4 a 1 al Ecuador, con goles de Reinaldo Navia, Marcelo Corrales y dos de Cristián Montecinos. El 14 del mismo mes Chile ganó 1 a 0 a Venezuela, con otro tanto de Montecinos. Ya clasificados a la siguiente fase juegan ante Colombia y pierden 2 a 0.

La ciudad de Pereira vio la presentación final de “la Roja”. En los cuartos de final Chile cae por 2 a 0 frente a México, el que sería el subcampeón de este torneo, después de Colombia. Chile quedó en la séptima posición entre doce escuadras.

El plantel de Chile estaba compuesto por jugadores de la talla de Sergio “supermán” Vargas, Luis Fuentes, Pedro Reyes, Ricardo Rojas, Moisés Villarroel, Mauricio Aros, Marco Villaseca, Claudio Maldonado, Luis Osorio, Reinaldo Navia, Cristián Montecinos, Nelson Tapia, David Henríquez, Eros Pérez, Rodrigo Valenzuela, Marcelo Corrales, Manuel Neira, Rodrigo Núñez. Pablo Galdames, Mauricio Pozo y Rodrigo Barra.