Un aporte a la historia del balompié carioca

La selección Sub-20 de Brasil venció a su símil de Portugal por tres goles a dos, siendo Oscar el gran protagonista de la jornada.

La selección Sub-20 de Brasil venció a su símil de Portugal por tres goles a dos, siendo Oscar el gran protagonista de la jornada; se vió un encuentro peleado entre ambos conjuntos, que buscaban quedarse con el máximo galardón de la categoría, el mencionado Oscar de cabeza pone el primero y en ese momento me di cuenta que los lusos se dieron cuenta de que podían equilibrar las acciones a su favor, empatando el pleito cuatro minutos más tarde mediante la conquista de Alex, luego de un gran desborde de Nelson Oliveira.

Twitter: @Pitazofinal11

Foto: Google images

El empate le dio un condimento especial al encuentro final, ambos combinados buscaban de todos los modos posibles llegar a pegar primero para ver a su rival mal anímicamente y poder rematarlo; pero el resto del primer tiempo las ocasiones de gol no fueron concretadas y los equipos se fueron al descanso sin sacar la ventaja necesaria para gritar campeón.

El segundo tiempo no fue indicador de que todo terminaba en los 90 minutos reglamentarios, pero Portugal encontraría una ventaja antes de la hora de juego con el gol de Nelson Oliveira, ahí vi como Brasil insistía con firmeza para encontrar el empate, e incluso la victoria; intentos que darían fruto casi al final del partido cuando aparece Oscar en una ocasión que no era para perdérsela, teniendo el arco sin gente para decretar el ansiado empate para los brasileños.

Faltaban 13 minutos y los cariocas fueron empecinados en buscar la victoria, que para sus pretensiones no consiguieron y provocaron un alargue inesperado a mi parecer, ya en el alargue a los equipos los noté muy extenuados y cansados, tanto así que las llegadas a los arcos fueron casi nulas y aburrieron literalmente en el primer tiempo de agregado; la conocida alegría carioca llega casi con el olor a penales cuando el gran héroe Oscar produce el momento esperado, el momento del gol que vale una copa, un logro y una alegría, en mi opinión ese gol lo va a marcar de por vida a Oscar, sus tres dianas le dieron la quinta copa de la categoría Sub-20, otro pentacampeonato para celebrar. Felicidades Brasil, han demostrado ser unos auténticos gigantes de la historia del futbol.