Una herida que no se cierra aún

La dura y ajustada derrota de la selección chilena ante su similar de Venezuela por dos goles a uno caló hondo no solo en la hinchada, también en la gente.

La dura y ajustada derrota de la selección chilena ante su similar de Venezuela por dos goles a uno caló hondo no solo en la hinchada, también en la gente; había mucha confianza previa al partido donde Chile por antecedentes e historia en particular debía superar a Venezuela, pero la frase “en el futbol nada está escrito” se hizo pesar y la vinotinto aprovechó el desorden táctico y futbolístico de la Roja y se llevó la tan ansiada clasificación a semifinales, a mi parecer se tiró a la basura una oportunidad única en esta edición de Copa América.

Twitter: @gonzalojournal

La selección chilena que llegó hasta cuartos de final en esta presente Copa América

He visto que el desorden en los esquemas de Claudio Borghi es un aliciente común, a pesar que le dio resultado en la fase grupal de esta Copa América 2011, pero claramente el orden que la vinotinto impuso durante el desarrollo del encuentro terminó por marcar que nunca depender de un jugador sea  propicio en momentos de definición de un certamen como lo es la Copa América

¿Se puede asumir cómo fracaso la eliminación en Copa América?, para mí si lo es, desde todo punto de vista, porque no se cumplió el objetivo perseguido que era levantar el trofeo continental, no se consiguió, pensando que hay material y que no se trabajó correctamente. Nadie pensó en el futuro trago amargo que podía ser el partido ante Venezuela, pero los partidos de la fase de grupos fueron una advertencia que el mismo Borghi no supo interpretar, y la bomba de errores explotó ante los venezolanos, un juego ordenado, inteligente y preciso fue suficiente para anular a nuestra selección.

Llegar a depender de un jugador como Jorge Valdivia, que en el desempeño global elevó el nivel ofensivo de la selección en todos los partidos que se jugaron por Copa América, es solo un indicador que remarca la falta de creadores o diez innatos que el combinado nacional necesita con urgencia imperante si la ofensiva desea mantener una presión en el área contraria mucho más efectiva.

Para finalizar, creo que es necesario confiar en jugadores del medio nacional, a mi parecer no es ni debiera ser criterio de convocatoria, el estar en un equipo foráneo a cualquier club nacional, es un grave error no admitir que en el medio local hay buenos jugadores, pues si los hay y deseosos de entregarse el cien por cien en la selección, solo hay que saber dar las oportunidades de demostrar que en la selección todos se entregan por ella sin pensarlo dos veces; la eliminación de Copa América la he asumido como un objeto de análisis desde lo futbolístico, físico y mental, para mejorar la participación de la Roja de todos en las futuras eliminatorias para el mundial de Brasil 2014.