El “desafío panamericano” del Triatlón de Viña del Mar

El domingo 26 de enero se llevará a cabo la versión 24 de la prueba viñamarina.

El mes de enero en Viña del Mar tiene un significado especial, ya que desde 1996 el Triatlón de la ciudad ha sido un protagonista frecuente. La competencia que combina nado, ciclismo y trote en esta edición 2020 afrontará un desafío distinto, puesto que buscará posicionarse como sede con miras a los Juegos Panamericanos de 2023.

El evento a realizarse en la Ciudad Jardín contará con los más destacados exponentes nacionales de la disciplina y con un importante contingente de deportistas extranjeros. Son más de 6 mil triatletas los que han protagonizado la prueba desde su estreno.

Los 23 años de trayectoria son para la organización del tradicional certamen un aval en la búsqueda del sueño panamericano: “Esta competencia ha dado grandes satisfacciones al deporte y la ciudad, destacando siempre por su calidad de servicio y seguridad para los atletas, además de un entorno que es todo un lujo”.

“Hemos sido testigos de los primeros triunfos de Bárbara Riveros. Ahora es momento de demostrar que Viña tiene todo para recibir un desafío internacional”, complementó Andrés Droguett, presidente del Club Triatletas Viña del Mar.

El Director de la prueba de la Quinta Región no tiene dudas respecto a lo que viene: “Estamos preparando el evento pensando en grande, pues la ciudad, deportistas y los viñamarinos merecen ser testigos de un acontecimiento tan relevante como una prueba panamericana. Llegó el momento de demostrar que la Ciudad del Deporte tiene todo para ser referente continental de esta hermosa disciplina”.

REPITE FORMATO

En la versión de este 2020, la carrera de la Ciudad Jardín mantendrá el sistema olímpico, con una distancia que permita poner a prueba la resistencia de los deportistas. Será un trazado de 1,5 kilómetros de natación, 40 de ciclismo y 10 de trote.

Según lo informado por la organización del evento, el circuito partirá en Playa El Sol, para luego dar paso a las etapas más decisivas de ciclismo y trote por el borde costero y las principales calles de Viña del Mar, uniendo las avenidas San Martín y Marina con el Reloj de Flores.

Por otra parte, el certamen viñamarino tendrá varias categorías: Sprint (16 y 17 años), Promocional (18 a 65 años), Olímpico y Elite. Se espera la presencia de al menos 300 competidores.