Se está mejorando, pero falta eficiencia y eficacia en el arco rival

Un trabajado y sufrido triunfo en los minutos finales tienen a Everton en cinco fechas ya jugadas en la medianía de la tabla. Se mantuvo el cero en el arco, pero una vez más los goles errados fueron factor para no definir el partido con más tranquilidad.

La semana anterior Everton lograba su primera victoria del torneo frente a Iquique con un juego monótono y sin profundidad que abusaba el uso de las bandas y exprimía individualidades que no estuvieron en su mejor día. Este domingo en Sausalito; el rival era mas complejo y requería otro tipo de variantes para doblegar al buen cuadro de Deportes Antofagasta.

Dejar el arco siempre en cero es importante y al igual que el fin de semana anterior, se mostró una solidez defensiva que crece semana a semana: La dupla de centrales entre Cristián Suárez y Marcos Velásquez, que es resistido por parte de la fanaticada; cerraron el área para los delanteros pumas que no tuvieron ocasiones claras de gol. En la única posibilidad de peligro del CDA proveniente de un remate de media distancia, estuvo notable Cristián Campestrini para evitar el empate visitante que, a esa altura del encuentro, hubiera sido un premio bastante desmerecido. La base de estos dos triunfos consecutivos ha sido este buen momento de la zaga Oro y Cielo.

Diego Orellana; la figura esta noche en Sausalito.
Foto gentileza ANFP

Ibacache, Madrid y Orellana, quien a la postre sería la figura del partido en votación unánime; han ido levantando su nivel futbolístico individual que suma considerablemente en el nivel grupal en este buen juego de rotación de balón y búsqueda del arco rival. “Marino” agarró confianza por la banda izquierda y se lanza al ataque constantemente, siendo criterioso al momento de la marca y aprovechando cada centímetro de ventaja en velocidad. Álvaro Madrid se vio con más personalidad moviendo los hilos en el medio campo viñamarino y fue clave en los momentos donde había que quemar los tiempos y mantener el balón en control. Lo de Diego Orellana fue hoy despliegue y potencia al máximo; un jugador que regularmente cumple con un trabajo silencioso y de una táctica constante. Esperamos que pueda explotar esta temporada en primera división, se nota que aún no llega al tope de sus capacidades.

Se sufrió de más en este partido, Deportes Antofagasta no pudo nunca seguir el ritmo de Everton que recuperaba el balón de forma limpia y rápida, buscando la asociación de sus volantes en la salida. Sin embargo, la expulsión infantil de Gonzalo Freitas desdibujó el plan de juego Oro y Cielo en la recuperación y posesión del balón.

¿Pero qué le falta a Everton para no sufrir tanto en los encuentros que domina y no puede imponer el mismo buen futbol mostrado en la pretemporada?

Eficiencia y eficacia; las claves para un Everton que ha mostrado buen futbol por momentos, pero no capitaliza en goles en el tablero marcador. Si bien Álvaro Ramos ha mostrado un fútbol más colaborador y participativo en delantera que Isaac Díaz -que semana a semana se pierde ocaciones increíbles-, ha errado goles importantes que al final del partido podrían pesar. Sí es importante destacar su trabajo como delantero centro, de hecho, el gol del triunfo marcado por Orellana es un perfecto pivoteo del “Chanchito”. Es interesante la sociedad de Ceratto, Cuevas y Ramos en delantera; pero falta eficacia para concretar al máximo las posibilidades de gol y eficiencia para no caer en la desesperación y un desgaste físico excesivo.

Se viene el receso por fecha FIFA y el próximo rival es Cobresal, colista del torneo; en la altura de El Salvador. Everton encontró el camino del juego asociado y el ataque construido no abusando de la individualidad y chispazos futbolísticos, pero se sufre en demasía por las posibilidades desperdiciadas.

Next Post

Mario Salas perdió el clásico con Colo Colo, ¿Su responsabilidad?

Post Views: 5

Suscribete ¡AHORA!