Un clásico inconcluso

Boris Zúñiga

Universidad Católica ganaba de manera justa, hasta que se suspendió el partido por un rollo de papel que impactó en el volante Fernando Meneses, en el minuto 14 de la segunda etapa.

La versión inconclusa del Clásico universitario N° 177, tuvo más “heridos” que ganadores. Universidad Católica ganaba de manera justa, hasta que se suspendió el partido por un rollo de papel que impactó en el volante Fernando Meneses, en el minuto 14 de la segunda etapa.

Si bien, el partido no se cierra de una vez por todas, lo que llevaba jugado la versión 177 del clásico universitario dejó un sabor de boca amargo a los asistentes, mayoritariamente azules. El rollo de papel caído gatilló una serie de interrogantes acerca de lo que realmente ocurrió y dejó en claro la falta de criterio del juez Enrique Osses y del fútbol en general para determinar la suspensión de este tipo de espectáculos masivos, en donde por un delincuente, que no debiese estar en un recinto deportivo, de acuerdo a lo que pregona el Plan Estadio Seguro, se suspende un encuentro que era vital para lo que resta del Torneo Petrobras de Primera División.

En lo futbolístico, los de la franja sin tener la posesión del balón, fueron más frontales, explotando de mejor forma las bandas durante el primer lapso. De esta forma, la U tenía el balón, Católica esperaba y salía rápido, aprovechando los espacios que dejaba el cuadro azul, con el afán de ir al frente. Por otra parte, la U, ganaba en la recuperación del balón y el mediocampo, pero no concluía de buena manera las llegadas al área o acercamientos por las bandas. Duma fue un espejismo, no encarando nunca y lanzando centros sin buena ubicación o literalmente pasados, sin ninguna trascendencia.

El gol cruzado llegó luego de una clara ocasión desperdiciada por Rubio en el arco cruzado, en donde en una salida rápida, que logró dejar a tiro de gol de Mirosevic, luego de una gran jugada del argentino Sosa, que se llevó a su marcador Rojas.

El partido por hoy domingo, en eso quedó, un rollo de papel dejó todo en suspenso, a la espera de jugar los 31 minutos faltantes. De la verdad o mentira de la lesión o golpe que causó todo, mejor no hablar y juzgar con evidencias lo ocurrido, más que mal el objeto contundente golpeó al jugador y claramente no es natural que esto ocurra en un campo deportivo.

De lo que nos deja este inconcluso encuentro, está la polémica decisión del juez de suspender el encuentro, el equipo azul en la cornisa, el horario en que se jugó y lo peor de todo, lo mal que se está manejando este tipo de partidos clásicos en el fútbol nacional, considerando que todo está “bajo control”, según lo exigido por el Plan Estadio Seguro y que de acuerdo a lo que se busca, siguen ocurriendo hechos bochornosos porque algo está mal hecho y que no se reconoce su fracaso. Las bengalas aún siguen en el estadio y los malos hinchas también.

Señores del fútbol nacional, los partidos más importantes del fútbol chileno, no pueden jugarse a las 12 del día, con un sol implacable, que agota al público y de paso a los importantes en esto, los jugadores. Mencionar al Sindicato de Futbolistas profesionales, no está demás, considerando que en el mundo los horarios del fútbol respetan a los actores y cada vez es menos común jugar a horarios en donde las temperaturas superan los 30°. Fácilmente en el horario elegido hoy domingo se llegaba a eso. Don Carlos Soto, ¿algo que decir? Desviar la atención de que el horario es por la delincuencia, es engañarse, ya que estaban todas las medidas tomadas para que se jugase en otro horario, en donde todos salieran beneficiados, espectáculo, planteles profesionales e hinchas.

¿Qué nos queda? esperar los 31 minutos faltantes o no, ya que de acuerdo a últimas noticias, Universidad Católica se opondría a jugar lo que resta, situación que quedará dilucidada esta tarde en la reunión del directorio de la ANFP a eso de las 16 hrs, dándole curso a la apelación de Católica, considerando que existen antecedentes de suspensiones, penalización al equipo que causó el desorden y entrega de puntos por secretaría.

Next Post

Wanderers a un paso de la liguilla

El decano derrotó por 2-1 a la Universidad de Concepción y escaló al séptimo lugar de la tabla del Petrobras Apertura, a un punto del quinto lugar y la liguilla copera.

Suscribete ¡AHORA!