Un formato insólito

Para quienes no estén en conocimiento del torneo de la Primera B del fútbol chileno, a continuación se comentará un poco sobre este certamen y la modalidad del ascenso. En el Torneo de la Primera B se dividen los equipos por zonas, 7 equipos van a la Zona Norte y los otros 7 a la Zona Sur, donde siempre un equipo queda libre una fecha en cada una de las zonas. Después de finalizadas las 7 fechas, se empieza a disputar la Zona Nacional, donde se enfrentan todos contra todos. Por lo que al finalizar el torneo, ya sea de Apertura o Clausura, cada equipo tiene 19 partidos disputados. 

Los campeones de ambos torneos, Apertura y Clausura, se definen por el equipo que consiguió más puntos en la tabla de ese torneo. En cualquier otra competición, donde al finalizar la temporada asciendan dos equipos y hay dos campeones en la temporada, se supone que ellos deberían ascender, lamentablemente, eso no pasa en la Primera B, donde en este temporada que finalizó ascendió directamente el equipo que salió primero en la tabla acumulada, suma de puntaje del Torneo de Apertura y Clausura. El otro ascendido salió de una liguilla de post-temporada donde participaron los dos campeones, Apertura y Clausura, además de los dos mejores equipos posicionados en la tabla acumulada.

Además de esto, al equipo ganador de la tabla acumulada se le conoce como el campeón de la Primera B, y a pesar de ser “elegido” como campeón no recibe copa. Al final, no se entiende mucho la necesidad de determinar tres campeones en una temporada cuando solo uno de ellos será el que ascenderá directamente, puede que el campeón de la Primera B sea el del Apertura o el del Clausura, pero también puede que no, que es lo que sucedió esta temporada.

La pregunta que queda al final es si servirá determinar un campeón en cada semestre, Apertura y Clausura, si no se tiene la certeza que ascenderán. No sería mejor jugar directamente un torneo largo donde se jueguen las fechas de la Zona Norte y Zona Sur en ida y vuelta y después la Zona Nacional ida y vuelta, y el equipo que obtenga la mayor cantidad de puntos ascienda inmediatamente y que el otro ascenso sea otorgado al segundo mejor equipo de la temporada, ya que puede considerarse injusto que el equipo que salió segundo tenga la misma posibilidad de ascender que aquel que salió quinto.

Definitivamente, estos son temas que la ANFP deberá evaluar, sobre todo ahora que en la temporada 2014/2015 sólo ascenderá un equipo y descenderán tres para aumentar la cantidad de equipos en la Primera B. Por lo que desde la temporada 2015/2016 habrán dos equipos más en la Primera B, haciendo un total de 16 competidores. Urge responder esta interrogante que mantiene intranquilo al futbolero.

 

Next Post

La decencia

No han sido meses fáciles para los cruzados. La decepción de nadar para morir en la orilla nos ha acompañado desde hace 3 campeonatos consecutivos, donde siempre se estuvo cerca.

Suscribete ¡AHORA!