Un modelo a seguir

La figura de Manuel Pellegrini, es hoy en día uno de los mejores embajadores que tiene el país en el extranjero. Recientemente elegido por segundo mes consecutivo el mejor entrenador de la Premier League, con un equipo que avanza a paso firme en la competencia local e internacional y acaparando elogios de históricos del club que ahora conduce. Además de esto se destaca su forma de ser como persona, que de la mano del profesional que es, le ha llevado a donde se encuentra en este momento.

Pero la historia de Pellegrini no fue siempre de éxitos, en sus inicios debió lidiar con ser el entrenador que envió a la U a Segunda División por primera vez en su historia, después debió aguantar el hacer buenas campañas con la UC pero quedarse al borde del éxito. Finalmente, dio el gran salto cuando se fue al extranjero y como se dice que “nadie es profeta en su tierra” al “Pelle” le ocurrió lo mismo, triunfó en Ecuador y Argentina, de ahí dio el salto a España, le fue bien con un equipo pequeño y dio el gran salto al Real Madrid. La elite del fútbol mundial se había fijado en un chileno para que guiase a uno de los más grandes equipos. Pero todo esto no hubiese sido posible sin ser una persona perseverante, inteligente y que sabe en donde está parada.

Y es que el DT debe ser una persona que transfiera tranquilidad a sus jugadores y debe saber comportarse de acuerdo a las circunstancias, si Pellegrini hubiese sido un entrenador conocido por sus declaraciones quizá hubiese tenido alguna oportunidad, pero nada era seguro, él escogió el camino que le daba certezas, ser claro, transparente y de una sola línea. Es esto lo que se debiera potenciar en nuestro país, gente de una sola línea en el ámbito deportivo, no culpar a veces al árbitro, a veces a los jugadores y otras veces al terreno de juego. Pellegrini ha caído en discusiones pero siempre se ha sabido cuál es su punto de vista sobre la misma.

Actualmente en la Premier League, el trabajo le dio frutos comenzando a cosechar desde ya sus primeros éxitos como lo es mantenerse con vida en las competencias en que participa y ser por segundo mes seguido el mejor entrenador de la liga, teniendo a su equipo peleando el primer lugar de la liga local.

Viendo todo esto, podemos “resumir” su fórmula del éxito, y es la que debiesen seguir los otros entrenadores chilenos que aspiren a internacionalizar su carrera.  Seriedad, trabajo metódico, perseverancia y ser fiel a tus principios, parece fácil a simple vista, pero en un medio donde las emociones se llevan tan a flor de piel durante a lo menos 90 minutos, cuesta encontrar esa seriedad y frialdad.

Next Post

Un equipo serio

Colo-Colo ganó 4-1 a Unión Española y se empieza a ilusionar con pelear el campeonato luego de mucho tiempo.

Suscribete ¡AHORA!