Unión amarga, ¿Por qué empañar el deporte?

Everton destrozó al cuadro hispano en su visita a la cancha de Plaza Chacabuco. Lo que pasa en cancha, queda dentro de los límites de las blancas lineas de cal, pero para los directores de los Rojos de Santa Laura, acostumbrados a no recibir de buenas formas las críticas, justificaron romper una tradición clásica del fútbol y negarle el balón a Álvaro Ramos por su Hattrick.

Everton fue superior a Unión Española en el trámite de las acciones del domingo recién pasado; los Oro y Cielo aprovecharon el corto tiempo de recuperación que tuvo el cuadro rojo después de su clasificación a segunda ronda de la Copa Sudamericana frente al Mushuc Runa de Ecuador y la nula respuesta de un director técnico como Fernando Díaz que, no arriesgó en su juego pensando en no perder pisada a Universidad Católica; el sólido líder del Campeonato AFP Panvital 2019.

En la vereda que nos interesa; Everton tuvo las claves del éxito y no las desaprovechó como en fechas anteriores:

  1. Solidez defensiva y portería sin goles: La única duda que existía hasta el momento era si Bastián San Juan respondería a un puesto de lateral derecho que ha sido improvisado en un par de fechas ya, después de las lesiones de Camilo Rodriguez y Héctor Berrios. Si bien no fue el partido más lucido para la dupla de centrales; Marcos Velásquez y Cristián Suárez fueron solventes y efectivos para alejar el peligro. Por último, Cristian Campestrini tuvo algo de actividad y respondió con seguridad y confianza para evitar la caída del arco oro y cielo.
  2. Álvaro Madrid siempre pide el balón: Cuando el volante está con espacios y recibe el balón con algo de ventajas, siempre distribuye de buena forma con pases correctos y manejo del tiempo preciso. Su juego sin balón también es importante, la muestra está en el pivoteo para “El Chanchito” en el primer tanto. Lo preocupante acá es la falta de variantes para la posición, porque Arismendi no ha rendido en los minutos regalados y desperdiciados por el uruguayo y Alexander Concha no está quizás considerado para saltar de la creación del “Súper Campeón Juvenil” a tomar los hilos del medio campo Evertoniano.
  3. Efectividad y juego colectivo: Cinco goles en sólo dos partidos ha anotado Álvaro Ramos, quien ya supera todo lo mostrado la temporada anterior y se consolida como el centro delantero titular de Everton en desmedro de Pedro Sánchez e Isaac Díaz. Lo de Maximiliano Ceratto y Juan Cuevas fue utilizar la otra faceta del fútbol, aquella que habla de dejar el protagonismo y hacer brillar al que hace los goles. Velocidad e intensidad de este tridente ofensivo hacen ver con algo más de tranquilidad los encuentros, porque con espacios solo entran al área y pasan a cobrar en la red.

Deportivamente no hay dudas del triunfo de Everton sobre Unión Española, sin embargo queda una rara sensación en dos puntuales hechos ocurridos y que pudieron traer consecuencias al resultado que nos manda a la medianía de la tabla:

  1. De un balón detenido y una absurda jugada preparada (por los tres chiflados), estuvo la apertura del marcador para el local. Campestrini estuvo sólido para contener y hacer olvidar esa jugada de laboratorio que casi resulta en lamentos para Everton.
  2. ¿Tres cambios simultáneos? ¿y si Isaac Díaz hubiera recibido un golpe más fuerte en el único balón que disputó en el encuentro o si nos quedamos con uno menos por expulsión o lesión? Gustavo Díaz jugó con fuego y apostó todo a que no pasaría. Suerte o no; son ventajas que no se pueden dar frente a uno de los equipos que suma más puntos que Everton y no mira la parte baja de la tabla.

Ahora los ruleteros piensan en el duelo frente a Universidad de Chile este sábado a las 15:30, partido “Sin público visitante” y condicionante al futuro próximo de ambas escuadras: Everton que quiere escalar a zonas de clasificación a copas y consolidar un estilo de juego ofensivo y dinámico y la “U” que no quiere dormir una semana más al fondo de la tabla.

Ojalá los dirigentes de Unión Española puedan evaluar sus últimos actos, porque con este desaire por un balón de fútbol sumado al veto que recibió Radio La Clave por hablar de la mala calidad de los sanitarios del estadio, sólo deja ver que no existe una autocrítica y al parecer les gusta la ley del embudo.

Next Post

Monterrey celebró ante Tigres en la ida de la gran final de la Concachampions

Post Views: 11

Suscribete ¡AHORA!