Universidad de Chile: Victoria importantísima para esperar el clásico

Rodrigo Orellana

La U debe haber jugado este sábado ante Iquique, uno de los mejores partidos en lo que va de campeonato. Maniató a su rival y no le permitió desplegar su juego.

La U debe haber jugado este sábado ante Iquique, uno de los mejores partidos en lo que va de campeonato. Maniató a su rival y no le permitió desplegar su juego. Además, Charles Aránguiz sigue demostrando que es el mejor jugador y el más importante del torneo local. Ahora, a esperar a la Universidad Católica de la mejor forma, con entusiasmo, pensando únicamente en la victoria.

Universidad de Chile tenía un compromiso difícil ante los iquiqueños, el equipo dirigido por Jaime Vera venía haciendo buenas presentaciones, pero el pasado sábado se vio una U que dominó casi sin contrapeso a su rival, impidiéndole funcionar de manera efectiva, con Jorquera y Farfán (terminó con fractura nasal), impidiendo los avances por las bandas y un Charles Aránguiz que sigue siendo el jugador más determinante del equipo, todos los balones pasan por él, es la aduana azul, quien administra el juego y demostró con dos soberbios goles de tiro libre, que es el mejor jugador del campeonato, por lejos.

Iquique intentó hacer daño por intermedio de su gran figura, “el rengo” Díaz, pero le fue prácticamente imposible poder generar más riesgo que a través de pelotas paradas, la defensa estuvo sin mayores complicaciones y Johnny Herrera estuvo impecable en las veces que fue requerido.

Ahora ya viene el clásico Universitario, se viene Universidad Católica, en un partido clave para las pretensiones de ambos equipos. Si la U derrota a la UC, quedaría sólo a dos puntos, pero de perder, la U quedaría a 8 unidades  de diferencia y prácticamente fuera de la lucha por el torneo. Llega bien Universidad Católica a este encuentro, antecedido de buenas victorias y con hombres desequilibrantes, será un partido a muerte, ambas universidades se juegan cosas importantes, además, los precordilleranos estarán jugando a media semana un duelo por Copa Sudamericana, tal vez eso pueda encontrar a una Católica con un distinto ánimo, dependiendo de su suerte en la copa.

Sea como sea, el jugador de la Universidad de Chile debe saber que esos partidos son especiales, es uno de los partidos que no se perder, hay que trancar con la cabeza si es necesario, lo que sea, todo para darle una tremenda alegría al pueblo azul. El domingo a las 12:00 será el encuentro entre los azules y el equipo de la franja y faltando casi una semana ya comienzan a rondar los pronósticos, es de esos partidos de resultado incierto, pero que se tiene la confianza suficiente para no complicarse y quedarse con tres valiosos puntos.

Es posible, no todo está perdido. Depende de ellos.

Next Post

Wanderers se enfrentó a su realidad

En el partido ideal para demostrar de qué está hecho el equipo, el resultado saltó a la vista y quedó en evidencia que el salto cualitativo está lejos.

Suscribete ¡AHORA!