Villarreal sacó las garras para empatarle al Barcelona

El Villarreal y el Barcelona empataron en El Madrigal en un partido vibrante, donde el Submarino Amarillo logro reponerse del 0-2 con el que termino el primer tiempo.

El partido tuvo mucha polémica arbitral, ya que los locales pidieron la expulsión de Piqué y no dieron crédito al penal que puso el segundo gol azulgrana, si bien el equipo de Marcelino García no bajó los brazos hasta equilibrar el marcador de un partido que pintaba para goleada de los dirigidos de Luis Enrique.

Transcurrió el partido con ocasiones claras para el Villarreal al inicio y con control del Barcelona a partir del cuarto de hora, pero llegó un gol a los veinte minutos, sin que el Barcelona hubiera hecho mucho por lograrlo.

Un gol tras un centro de Messi, que dejó una pelota suelta en el área y que Rakitic empujó fácil desde el frontal, para abrir el partido.

Pero tras ese gol y en la siguiente jugada el partido enloqueció por una decisión del árbitro, muy reclamada por jugadores y entrenador local, que pidieron una mano de Piqué que cortaba una contra y que suponía la segunda tarjeta amarilla y su expulsión. El árbitro no lo señaló así y expulsó a Marcelino por sus protestas.

Tras ese primer gol, el Barcelona manejaba la pelota, dormía el juego y esperaba sus opciones, pero era el Villarreal el que volvía a tener sus opciones, con una más que clara de Bakambu que se desvió.

Pero la contra de esa jugada acabó con un gran pase de Messi y un mano a mano de Neymar con Asenjo, que el portero salvó arrebatándole el balón al brasileño, pero Sánchez Martínez señaló penalti, donde Neymar transformó el penal en gol.

A partir de ahí protestas y más tarjetas para los locales, que desesperados no se creían lo que estaba pasando.

A pesar del mal resultado y de la situación, salió el Villarreal en la segunda parte como si nada le hubiera pasado, y con la idea de meterse en el partido desde el principio, mientras

que el Barcelona manejaba la pelota en los primeros compases y con la intención de tener una segunda parte tranquila y esperando la sentencia.

Pero nada más lejos de la realidad, ya que los locales pasaron de estar desquiciados a ser un equipo totalmente equilibrado, calmado y fino a la hora de penetrar la defensa catalana. Tras dos llegadas, Denis Suárez encontraba espacio para disparar y el rechace de Bravo lo cazaba Bakambu a los doce minutos, los hinchas del madrigal gritaron como nunca el gol.

El Villarreal sabía que era ese su momento, por lo que ponía todo de su parte para lograr el empate y tras un córner y seis minutos después, Mathieu marcaba en su propia portería.

Con el empate, Barcelona mantiene la punta con 76 puntos, mientras Villarreal sigue cuidando su trabajado cuarto puesto.

Next Post

Vuelve la BBC, vuelven los goles

Real Madrid venció 4-0 al Sevilla en el Santiago Bernabéu, por la fecha 30 de la Liga BBVA. Cristiano Ronaldo, Karim Benzema, Gareth Bale y Jesé Rodríguez anotaron para el equipo de Zidane. La BBC regresó triunfal a los campos de fútbol y como es habitual condujo una clara victoria […]

Suscribete ¡AHORA!