Zinedine Simeone

Diego Simeone ganó en lo que es más fuerte: una idea de juego pragmática incluso tan estratégica, que pierde la propuesta futbolística por conseguir los resultados. Hoy el resultado lo obtuvo el otro equipo, porque Zidane supo jugar el Simeone Style mejor que su creador.

Los números del partido final de la Liga de Campeones (Champions League) de la temporada 2015-2016 pueden parecer fríos. Según leemos las estadísticas vemos la posesión del balón fue de un 49% para el equipo ganador versus un 51% del Atlético. Parece que el Real Madrid merecía el premio porque pateó más al arco (18 oportunidades contra 6 del equipo colchonero), pero existe la sensación después de ver el partido que el objetivo no era dar verticalidad al juego, ni la de moda posesión del balón, ni el juego asociado. Por ejemplo las dos jugadas sancionadas con Off Side del partido fueron para el Atlético, aunque el gol del Real la ubicación de Ramos es más que dudosa después del pivoteo de Bale. Ese fue el primer gol. Al minuto 14 Ramos conecta una pelota en el área chica, después de más de una salvada fenomenal del arquero del equipo de Simeone.

Pudo llegar el empate en los pies del francés Antoine Griezmann, que disparó al travesaño en el minuto 48 del encuentro su lanzamiento penal. Sin embargo no sería la última opción de los “colchoneros”. El empate final fue obra de una muy buena jugada que terminó en los pies de Carrasco a los 79’, para luego comenzar con la tortura de los dos tiempos agregados, para muchos sobraron completamente en este juego.

En números generales fue un empate a uno con definición a penales (terminada 5 a 3 por el error de Juanfran), donde los arqueros parecían no querer atajar y los jugadores siempre encontraban el lado correcto para pegar con poca fuerza y conseguir asegurar el gol.

Este resumen, puede parecer un poco pesimista y lo es, en términos de una final. Aunque nos deja algunas enseñanzas de la potencialidad de Zinedine Zidane como entrenador. El ex jugador de la Selección Francesa lo ganó todo con su país y el Real. No tiene complejos, no siente la necesidad de sumarse a ninguna moda. Debutó como entrenador del primer equipo y ganó la Champions en la primera oportunidad. Pero eso no es todo, también pudo hacer algo que los entrenadores de moda, como Pep Guardiola, no se atrevieron: ganarle a Simeone con las herramientas de Simeone.

El fútbol que propone el ex seleccionado trasandino es relativamente mezquino con el espectáculo. No busca ni la verticalidad ni la posesión, sino la obtención del resultado ganador, independientemente de las herramientas que necesite. En especial si debe enfriar los partidos como si cada encuentro fuera la final del mundial, esperar hasta más no poder para matar de contragolpe o hacer lo que sea para conseguir el 1 a 0 que le permite ganar los puntos. Hoy el Real jugó el juego del Atlético mejor que los “Colchoneros” y el nuevo entrenador top de Europa perdió por la genialidad de Zidane de plantear el partido “a lo Simeone”. Tal vez estamos ante el fin de la discusión ética y estética de los estilos futbolísticos, de los Bielsismos,Mourinhismos, Guardiolismos, etc. Hoy el ex mejor jugador del mundo no tuvo piedad de olvidar la magia para obtener su primera Champions League como entrenador.

Next Post

Hay madera fuerte para rato en la Intermedia paraguaya

Se disputo íntegramente la fecha 10 de la División Intermedia en Paraguay, en donde sigue comandando las posiciones el Deportivo Caaguazu, o como le dicen popularmente sus hinchas “el verde maderero”. En otros resultados, ganaron Fernando de la Mora e Independiente, y empato 3 de Febrero, principales perseguidores del conjunto […]

Suscribete ¡AHORA!